Como dentro de poco es el cumple de mi hija, se me ha ocurrido juntar dos cosas que me gustan, el scrap y las chuches, así que he hecho una tarta de scrap con chuches.

Hay que elegir los papeles que queréis utilizar. Al final sólo necesité 2 el de las letras y el verde.

Luego compré en un bazar bases para tartas de chuches, hay de varios formatos: redondas, cuadradas y de corazón. Yo me decanté por estas últimas.

Recortas las tiras de los papeles a 7 cm cada una. Del papel de las letras, necesité 4 tiras y del verde 2.

A cada forma de corazón, le ponemos por el lado en el que irán pinchadas las chuches cinta de doble cara, para pegarle encima papel de seda del color que nos apetezca y que así las chuches no estén en contacto directo con el poliespan.

Pegamos el papel de seda, lo recortamos con la forma, y ponemos en los papeles más cinta de doble cara para pegarlos a los corazones.

Pégalos sólo en la parte que tapa el corazón, porque como los papeles son de 7 cm son más grandes que el ancho del corazón.

Así me quedaron los papeles pegados.

Para juntar todas las piezas, utilicé palitos tipo brochetas y las enganché unas a otras por debajo para que no se vean y queden sujetas.

Para rematar los bordes de los corazones, utilicé unas tiras de madroños que tenía y las fui pegando poquito a poco con cola blanca.

Después eliges las chuches que quieres poner y con la ayuda de palillo (planos por uno de los lados), vamos pinchando las chuches y rellenando los huecos.

En el piso de abajo, puse nubes, en el intermedio coca-colas y en el superior ositos.

Aprovechando que tenía más papeles de esta misma colección, hice la decoración y la pegué primero en acetato y luego la recorté, de manera que tenía un poco más de cuerpo para sujetarse bien.

 

Finalmente la envolví con celofan transparente en forma de caramelo y ¡¡lista para regalar!!

Leave a reply