Ayer pasé una mañana de lo más divertida. Marian, la propietaria de la tienda Anatomía en la calle Lagasca, 56 de Madrid, me llamó para ver si la podía ayudar con el escaparatismo de su tienda.

Como estamos en primavera, tenía en mente hacer un diseño que simulara la floración de los cerezos. Me pareció una idea muy bonita y rápidamente me puse manos a la obra.

Con cupcakes pintados a mano y un poco de papel pinocho, hice un diseño muy fresco y divertido.



Marian quedó contenta y yo más de poder trabajar con ella, que es una persona encantadora. Fue muy divertido aunque también laborioso, pero el resultado fue genial. A las clientas habituales les gustó, así que, ¿qué más se puede pedir? La dueña contenta, las clientas encantadas y yo feliz de poder colaborar con Anatomía. Por cierto si podéis pasaros por allí, ya no sólo por ver mi diseño, sino por la ropa tan mona y divertida que tiene, es todo alegría y color.

Como ya estaba metida en faena, también le cambié el horario de la tienda, que está hecho a mano, con rotulador permanente y lo más importante, con mucho cariño.

¡¡Espero que os guste y que Marian os vea por alli!!

Leave a reply