Para decorar la habitación de mis hijos, encontré unas siluetas de princesa y de caballero y las he customizado como a mí me ha gustado. Os enseño cómo lo he hecho por si os apetece hacerlo para vuestros niños.

Las siluetas vienen sin ninguna línea, así que hay que ir improvisando como más te vaya gustando sobre la marcha. En mi caso primero lo pinto con lápiz flojito para ver por dónde iban a ir los trazos.

Una vez fijados los trazos lo pinto con pintura Chalk Paint blanca, en este caso de la marca Amelie, el blanco nieve.

Una vez seco el blanco, voy pintando el vestido, la corona, el bolso y la piel de la muñeca de los colores que he elegido. En este caso menos el color de la piel y el bolso, son colores de la misma marca: Amelie Chalk Paint.

Como no acababa de verlo bien, se me ocurrió poner en la falda y la sobre falda, papel que quedaba a mi gusto como más vestida la muñeca. Voy plegando los papeles y los voy acoplando al espacio.

Lo último que pinto es el pelo y la cara.

Para terminar le coloco un collar con la inicial de mi hija y unas medias perlitas que se pegan. El bolso también lo empapelo y le meto un osito de algún recorte de papel que tenía por ahí despistado.

Finalmente lo cuelgo en su habitación y ella por supuesto encantada.

Con la silueta del caballero el proceso es igual, nada más que no utilizo papel, sino sólo pintura. Por supuesto si mi hija tiene una princesa, mi hijo no puede ser menos y tiene un caballero.

Después de pintar la silueta, la bordeo con negro y en el escudo pinto las iniciales del nombre de mi hijo.

¡¡Les encantó!!, cada uno tiene su silueta en el lado de su cama. ¡¡Espero que os animéis a hacerlas!!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *