Os traigo tres láminas para el Día de la Madre. Todas ellas están hechas en tamaño A3.

Las dos primeras son más “divertidas” y la tercera de ellas, es muy especial, porque está dedicada a mi madre, que desde hace 13 años, no la puedo ver, ni tocar, pero siento que la tengo al lado y que me mira orgullosa de ver en qué me he convertido y qué he conseguido, sobre todo mi familia.

Cada día me acuerdo de ella y gracias a que tengo dos hijos, el Día de la Madre ha dejado de ser tan triste para convertirse en una nueva ilusión por los regalitos, que con tanto esfuerzo hacen los más peques de la casa y que tienen más valor que el mejor regalo comprado.

Espero que os gusten y a las mamás también. Os dejo el enlace de las tres láminas.

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *