Para cada uno de los cumpleaños de mis hijos, siempre hago algo tipo photocall, para poder hacer unas fotos bonitas y con colores divertidos y vistosos.

Este año Bruno, el pequeño cumplió 5 y se me ocurrió hacer una guirnalda de colores que va en degradé con los colores del arcoiris. Se hace tipo cadeneta y se van enlazando unas con otros y cuelgan de una barrita de madera que puedes colgar donde te venga bien para hacer las fotos del cumple. Se hace con cartulinas de colores.

Además como es muy sencilla, los niños pueden participar y así se sienten más parte del proyecto. Además de tenerles entretenidos, que nunca viene mal…

Materiales:

  • Vara de madera.
  • Cordón.
  • Cartulinas de colores
  • Pegamento y celo

Cortas bastantes tiras todas de la misma medida, 5 cm aproximadamente. Las cortas a lo ancho de la cartulina y la divides en dos mitades. El primer color es el rojo y por eso se necesita más cantidad de tiras. Según vamos con otros colores va bajando la cantidad de tiras.

Se hace exactamente lo mismo con el resto de colores elegidos. En mi caso son los de la foto de arriba, pero si te apetece hacerlo en tonos azules, pues eliges varios tonos y listo y así con todos.

Yo primero los pegué con celo y cuando vi que estaba todo cuadrado lo pegué con cola, porque sino se acaban soltanto.

Hay que hacer cadenetas, primero todos los rojos, y luego vas rellenando en degradé.

Espero que os haya gustado, la verdad que a los niños les encantó y las fotos quedaron muy bonitas. Ahora lo tengo colgado en el hueco de la escalera de casa y la verdad que le da otro colorido.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *