Ya sé que estamos en febrero y que aún es pronto para pensar en Comuniones, pero tengo un encargo de una buena amiga mía, y como son varios álbumes los que quiere regalar a sus familiares, pues hay que ponerse manos a la obra con mucho tiempo.

La estructura del álbum ya veréis es que igual, salvo algunos retoques para adecuarlo a cada uno de los familiares, a parte por supuesto de las fotos, que cada uno las lleva de Sofía (que así es como se llama la niña que toma la Comunión) con cada uno de sus familiares. La idea es regalar uno por familia y que así lo conserven en vez de regalar cualquier otro detalle.

Para la realización del álbum, he necesitado un cuaderno de la nueva colección: Mi Comunión de niña de Dayka. La verdad que a mí desde el principio me encantó, tiene unas imágenes preciosas. Como sabéis, también lo hay para niños.

 

El álbum está totalmente hecho a mano. La portada y la parte trasera, están hechas con cartón contracolado de 1,5 mm, cortado a 20 cm por cada lado, para así aprovechar al máximo los papeles. Una vez cortado el cartón, lo forramos con cartulina rosa palo y esa será nuestra base.

 

 

A partir de aquí es ir cortando un poquito las hojas del álbum de Dayka e ir pegándolas de base, sobre una hoja de 20×20 cm de acuarela de 250 g/m2, que serán nuestras hojas luego decoradas.

Os pongo las fotos de cómo he ido decorando cada una de las hojas.

 

Esta sería la portada.

Contraportada

 

Aprovechamos los sobrantes de papel, para ir introduciendo fotos.

En esta imagen se ve la pestaña abierta con foto de la tercera foto.

 

Aprovechamos esta páginas, para hacer un bolsillo y así poder poner unas tags con nuestras fotos.

La página de la derecha, lleva un bolsillo decorado con una troqueladora (la que tengáis a mano) y dentro va un tag en el que aparece la palabra dedicatorias, para que la niña de la Comunión les dedique el álbum y así hacerlo más personaliado.

Las últimas hojas están dedicadas a los regalos y a las oraciones (que aún no he encontrado, por eso de que aún es muy pronto).

Después de hacer la portada trasera, sólo queda encuadernar el álbum con una espiral blanca, que a mi personalmente me parece que queda mejor para el tipo de álbum que es. Ponerla lo suficientemente grande como para poder pasar las hojas sin problemas y sin que queden muy justitas. Yo normalmente lo encuaderno en Workcenter porque es una encuadernación muy sencillita.

Espero que os haya gustado y si tenéis a alguien cerca que le toque este año hacer la Comunión os animéis a hacerlo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *